Escena XIII

 

(Se apaga la luz. Sala de estar de una casa modesta. Suena el timbre. Chelo abre la puerta)

 

Helena: Hola, Chelo. Éste es Salvador, un compañero de clase. ¿Han llegado los demás?

Chelo:  Fernando acaba de entrar, por unos minutos no habéis coincidido en el ascensor.

Helena:  (Bromeando se dirige a Salvador) ¿Ascensor? ¿Has visto algún ascensor?

Salvador: No me gustan los ascensores. Prefiero subir andando, es más sano y menos peligroso. El otro día una mujer se cayó por el hueco del ascensor. Y, la semana pasada, tres personas murieron aplastadas al romperse el cable.

Helena:  No sigas que tengo que cogerlo todos los días.

Chelo:  A Fernando le ha parecido ver por los alrededores a un social de la facultad.

Helena:  Antes de subir he dado una vuelta a la manzana, y no he visto a nadie con pinta de poli.

Chelo:  De todos modos deberíamos buscar otro sitio.

Helena: , no conviene quemarlo. (Dirigiéndose a  Salvador) Pasa, te voy a presentar al resto del grupo.

Los comentarios están cerrados.