Escena VI

(Aparece Billy el Niño)

 

Billy el Niño: Yo te conozco, nunca olvido una cara. Espero no haberme sobrepasado, a pesar de la experiencia no siempre se golpea en el sitio apropiado.

Salvador:  ¿Quiere detenerlos? ¿O no?

Billy el Niño:  No tan deprisa. Antes tú y yo vamos a charlar un rato.

Salvador: Le estoy ofreciendo peces gordos, ¿es que no lo entiende? El dictador le cubrirá de medallas.

Billy el Niño:  ¿Y tú qué gana con todo esto?

Salvador: Lo que gane o deje de ganar, no le importa. Le pagan por detener a demócratas y antifranquistas. Pues cumpla con su obligación.

Billy el Niño: ¿Crees comunista de mierda que si no me importara seguiría vivo? Te están apuntando a la cabeza desde la azotea de la D.G.S. y yo podría apretar el gatillo en cualquier momento.

Salvador:  Es más estúpido de lo que pensaba. Si fuera una trampa, ¿iba a quedar frente a la D.G.S.?

Billy el Niño:  ¿Te conozco o no?

Salvador:  Creí que nunca olvidaba una cara.

Billy el Niño:  Tengo tantas en la cabeza.

Salvador:  Busque en los ficheros.

Billy el Niño:  No pierdo el tiempo con chivatos.

Salvador:  Calle o se quedará con la miel en los labios. Soy militante del Partido Leninista.

Billy de Niño:  ¿Nombre de guerra?

Salvador:  Pavel, camarada Pavel. ¿Quiere saber qué gano? Se lo voy a decir,  aunque no creo que lo entienda: intento cambiar la historia.

Los comentarios están cerrados.