Poemas de toda una vida

     Los poemas que aparecen en estas páginas han sido escritos a lo largo de toda una vida. En “Casas Viejas 1933” se narra, con aire lorquiano y panfletario, el levantamiento revolucionario de los jornaleros de ese pequeño pueblo de la provincia de Cádiz. “Amante subterráneo” es un diálogo erótico-amoroso inspirado en el “Cantar de los Cantares” del rey Salomón y el “Cántico Espiritual” San Juan de la Cruz. “Las hojas de hierba reverdecen de nuevo” un homenaje a Walt Withman. En “Sólo soy un letrista de rock and roll” compongo letras para un disco de larga duración. Me meto en la piel de un poeta de la corte de los Omeyas en “Luna de miel”, paseo por las calles y plazas de mi infancia y adolescencia en “Cádiz, ribera de luz” y retorno a nuestras raíces grecorromanas con “Versos paganos” y, como me apropio de todo lo que me gusta, cierra el círculo “Materia en movimiento” una especie de “Dialéctica de la naturaleza” escrita a finales de los sesenta. Pero que sea de naturaleza simiesca no significa que no tenga voz propia.