Ahmed Ben Mohames en Málaga

 

Suenan los albogues
por las calles de Málaga.
Enmudecidos los gallos,
sus cantos no acompañan
los luceros del alba.

Y tras breves silencios,
con la misma suavidad
con que asoma la mañana
por las almenas de la Alcazaba,
nacen canciones y bailes
al son de las palmas.

En un rincón del jardín
la dulce voz de Achfa
embriaga mi alma.

Los comentarios están cerrados.