La perla de Al-Zahara

 

Una estalactita de luz
pende de la bóveda del palacio,
magia misteriosa que ilumina
los ojos de los enamorados.

Cuenta el emperador de Oriente
que un dragón huyó al cielo
despreciado por una joven,
derramando sus ojos lágrimas.

Los comentarios están cerrados.