Amanece en la playa de Cortadura

 

Amanece en la playa de Cortadura.
Gaviotas de cuello blanco
y alas grises dibujan
ligeras huellas en la arena.

El calor tibio de la mañana
sosiega la marea
amontonando las olas,
las algas en la orilla.

Los mariscaores hurgan
en el fango de la bahía
guardando sus secretos
en canastos de mimbre.

La luz del sol prende
en los azulejos de la cúpula,
abrazando el océano
el Castillo y la Caleta.

Pronto el viento aleteará
levantando el vuelo las olas,
encallando las aguamalas
sus cuerpos en la orilla.